<

Catedral de San Patricio

Una joya en el centro de Manhattan

Por Maite Glaría



Catedral de San Patricio en New York

Andas por la Quinta Avenida de New York, y entre las calles 51 y 52 te detienes frente a un edificio de maravilla, miras hacia arriba y la maravilla se hace catedral con cúpulas impresionantes de cien metros, y luego entras y te envuelve una paz que solo puedes sentir dentro de un lugar así donde la arquitectura y el arte todo, se desborda en una sinfonía de múltiples colores como si ángeles cabalgando arcoiris se dieran cita dentro de esa casa de Dios.

Tal belleza es la Catedral de San Patricio, católica y de estilo neogótico decorado, diseñada por James Renwick hijo, considerada el templo más grande de América del Norte en ese estilo y un punto de referencia incuestionable de Nueva York, además de ser la sede de la Arquidiócesis Católica de la Gran Manzana e iglesia parroquial. Su construcción demoró21 años y abrió al público en la primavera de 1879.

¿Se imaginan a 2 500 personas sentadas dentro de una iglesia? Eso tal vez puede suceder en San Patricio, cuando los fieles oran al Señor en los 12 altares tan primorosos que te erizan la piel, o cuando participan en alguna de las ocho o 15 misas que se ofician cada día en ese increíble templo de 332 pies de largo y 174 de ancho en su transepto. O tal vez cuando se viste de azahares en las más de 150 bodas que se celebran cada año, mientras se escuchan los acordes de los 7 855 pipes (tubos) del famosísimo órgano de la Catedral, que logran un espectacular sonido. Seguramente que el rostro de Zelda, la novia de Scott Fitzgerald (el autor del Gran Gatsby) se llenó de lágrimas de felicidad cuando se casó en secreto, en 1920 en esta Catedral, con uno de los más importantes escritores norteamericanos del siglo XX.

Maite Glaría

El espíritu se inflama cuando la mirada transita por 2 800 magníficos vitrales que incluyen los 26 pies de su Rose Window que da el frente a la Quinta Avenida. Y seguimos emocionados al admirar tantos tesoros artísticos como las imágenes en ventanales, estatuas, paredes, hasta quedar en verdadero éxtasis ante La Piedad, la formidable escultura que representa a la Virgen María con el cuerpo de su hijo Jesucristo.

Esta Piedad, fue esculpida por William Ordway Partridge, y es tres veces mayor que la de Miguel Ángel, en la Basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano.

Por lo que se sabe, la Catedral se erigió en homenaje al santo patrono de los irlandeses, que ya en esa época de 1880 sumaban casi 2,8 millones en New York. Pero lo que yo no sabía era que San Patricio no era irlandés, sino que nació en Escocia a finales del siglo IV, en el año 385 aproximadamente, con el nombre de Maewyn Succat. A los dieciséis años fue secuestrado por saqueadores irlandeses. Seis años después logró escapar hasta la Britannia. Allí comenzó su carrera eclesiástica y, al ordenarse como sacerdote, asumió el nombre de “Patricio”, por ser una figura paterna para su feligresía. Luego volvió a Irlanda pero como misionero, ingresó en un monasterio y dedicó su vida a Dios. Dicen que usaba la metáfora del trébol de tres hojas para explicar a los paganos el milagro de la Santísima Trinidad.

La Piedad

Y otra cosa por mí desconocida, es que hay una antigua iglesia de San Patricio, al sur de la ciudad, en lo que hoy se conoce como NoLiTa, “Northern Little Italy”, el “norte de la pequeña Italia”, y a la que llaman “Old St. Pat’s”. Esa fue la sede original de la arquidiócesis de Nueva York. Como está en el cruce de Chinatown, Little Italy y SoHo, y rodeada de tiendas de alta gama y cafés, allí se congrega una muestra de la diversidad de la ciudad. Seguro la visitaré próximamente.

San Patricio, interior

La Catedral de San Patricio, situada en la Quinta Avenida, frente a la famosa estatua de bronce que representa al dios griego Atlas sosteniendo el Universo, en la planta baja del rascacielos Rockefeller Center, tiene también historias tristes. Albergó funerales de personas famosas como el de Robert F. Keneddy. El cuerpo de Kennedy estuvo en exhibición en la Catedral por espacio de dos días hasta el sábado 8 de junio de 1968, en que se le rindió la misa funeral.

Años atrás, los aficionados habían llorado a Babe Ruth, el jugador profesional de béisbol estadounidense que murió el 16 de agosto de 1948 a los 53 años. Babe fue el líder jonronero con 714 vuelacercas, récord que perduró desde 1927 a 1974 cuando Hank Aaron, “El Martillo de Mobile,”lo superó con 755. El funeral se realizó en la catedral de San Patricio y fue enterrado en el cementerio Puerta del Cielo de Nueva York.

San Patricio, interior

También, el 1 de abril de 1987, 2.000 personas se despidieron del famoso artista y fundador de The Factory, Andy Warhol, en la Catedral de San Patricio. En las entrañas de este templo descansan los restos de ocho arzobispos de New York. Allí, en una cripta debajo del Gran Altar, conviven los espíritus de aquellos que seguramente velan por su majestuosa última morada.

La Catedral de San Patricio de New York ha recibido las visitas de varios papas: Pablo VI, Juan Pablo II y Benedicto XVI. El 24 de septiembre de 2015 el papa Francisco ofreció un oficio religioso en esa Catedral.

Se puede decir mucho más de esta belleza, pero te invitamos a visitarla en algún momento como lo hacen más de 5 millones de personas cada año (1,5 millones más de los que visitan el Empire State Building). Puedes hacerlo cualquier día de la semana de 7 de la mañana a 6 de la tarde, excepto el sábado que abre una hora más tarde, a las 8am. La entrada es gratuita.

 


¿TIENE ALGO QUE DECIR? COMENTE

Nota: Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Satiraopinion. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Fecha: 2018-09-12 07:21:55
Nombre: Aleida. Lliraldi
Mensaje: Excelente recorrido por la Catedral de San Patricio.