Teoría de la Relatividad

Por Rolando Díaz


Quisiera poder abrazar a mis enemigos. A las personas que me rechazan, y preguntarles porqué lo hacen. Comentarles también que el tiempo pasa ynos vamos poniendo viejos y que no vale la pena alimentar rencores; no conducen a nada...Pero después pienso que la gente tiene el derecho de rechazarte, de pensar de ti lo que le venga en gana. ¿Quién eres tú (yo en este caso) para aliviar rencores? Quizás una persona entiende o entendió que fuiste un hijo de puta por algo que hiciste mal y esa persona lo sobredimensionó o lo colocó bajo el prisma de su particular observación. Quizás tú también valoras a alguien como un miserable porque en determinado momento no actuó como consideraste que debería actuar y le hiciste la cruz. Por ello, en su momento, me maravilló tanto Crash (Paul Haggis, 2004) la película que lo viraba todo al revés donde el cabrón de hoy, era el héroe de mañana. Acostumbramos a mirarnos con nuestra lupa y ni siquiera imaginamos que otros nos observan con otra…Por ello, pensándolo bien, seguiré imaginando como algo posible el abrazo de mis enemigos, pero debo considerar que hay otros que quizás me quieran abrazar y yo jamás les concedería el abrazo. Es la vida, y esta reflexión responde a la calificación de la palabra “frenesí “que Calderón de la Barca le otorgó a este intenso transcurrir en La Vida es Sueño. Nadie sabe tanto como los poetas…Por ello al final se impone aquella máxima que dicen Enrique Labrador Ruíz (quien también escribió versos) dejó escrita para siempre en la pared de La Bodeguita del Medio: “Cargue con su pesao”…que no es lo mismo, pero es igual. No hay más ná.

 


¿TIENE ALGO QUE DECIR? COMENTE

Nota: Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Satiraopinion. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.