LA COLUMNA DE WILFREDO TORRES

Las amistades de antaño

Género: Columna

Por Wilfredo Torres

AMICUS 6

Por Wilfredo Torres


Delete

Hoy es un día de esos en que no sé de qué escribir. Le doy vueltas a la cabeza y no se me ocurre ninguna idea y ni una letra brota de mí cansado caco (cabeza en dominicano).

He leído mil veces este párrafo inicial tratando de encontrar un hilo o una palabra que me saque del bache. Tengo el televisor encendido, mi teléfono inteligente al lado con Facebook abierto y, en el cuarto, el radio sonando a toooooo meter en una emisora que solo difunde música rock…Imagínese Ud. como es mi proceso creativo.

Pero no hay dudas. Hay días que ni patrás ni palante se te ocurre algo.

Dicen los entendidos (escritores famosos) que es bueno dejar la máquina a un lado y coger un diez. ¡Mentira!...si te rindes mueres. Hay que darle a la tecla donde más le duela aunque te duela a tí. Por suerte hoy no se gasta papel y la tecla de delete funciona a las mil maravillas.

Creo que esta tecla ha sido, después de la imprenta de Gutenberg, el invento másútil. Es lo que en la literatura emularía con un arma de destrucción masiva…

¿Ustedes ven?. Ya le cogí el hilo a esta cosa. Voy a escribir sobre la excelente tecla delete. Mi excelente y excelsa amiga. La más famosa destructora de letras mal hilvanadas y palabrillas mal escritas. La enemiga número uno de los reguetoneros y la fiel y gran amiga de la Real Academia de la Lengua Hispana o Española (¿Se escribe así?)

¿Saben cómo se inventó esta tecla?, pues yo no. Pero creo que los muchachos de allá en Silicon Valley, California., (hablo de los Steve Jobs y compañía), no tenían ni remotamente una muy buena ortografía y al final y con todo su entusiasmo a cuesta, comprendieron que esa tecla debía integrarse al teclado de sus primitivas computadoras.

Fue un invento tal vez más importante que el mismísimo hecho de la invención de los ordenadores, pues no hay antecedentes de que ninguna máquina anterior tuviera ese complemento y menos con ese nombre de tanta realeza y alcurnia: Delete.

Fíjense si ese nombre ha cobrado fuerza en el mundo digital que ni en los teclados en español se poner borrar. No; se incluye la ya famosa palabrilla, delete.

Ahora sí, una crítica y que creo se les ha escapado a los más brillantes escritores contemporáneos: ninguno les da crédito en sus famosos escritos y relatos. Ni en las dedicatorias, ni en un prólogo que hable de su importancia y ni hablar de mencionarla en las referencias a las que acude el autor en el pliego final de su obra. Son unos farsantes todos ellos. Por lo menos los Julios Vernes y los Marks Twains no tenían que recurrir a ella y están absueltos por la historia, pero los de ahora…! NO ME JODAN…! Todos le meten el dedo, y el que me diga que no lo ha hecho…me río de él…

Ypa´ que se sepa, mientras escribo yo sigo metiéndole el dedo a la tecla delete, sufriendo y sudando a mares, oyendo Rock, viendo una película mexicana de los años 30 en la TV y leyendo la cantidad de estupideces que se publican en Facebook por los egonautas. Hay cada gente en la vida que le roncan los coj…..es.

Y lo más peor, es que aún se llaman escritores.Ja,ja,ja

Wilfredo Torrres... delete...

 


¿TIENE ALGO QUE DECIR? COMENTE

Nota: Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Satiraopinion. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.
Fecha: 2018-04-01 05:57:34
Nombre: Miriam Riveron.
Mensaje: Fredy, como siempre te quedo buenisimo el aticulo, como tu dices, no es una tecla, es un arma poderosa que elimina de un plumazo lo que quisimos plasmar y de momento el CACO nos envia una señal que nos alerta a rectificar y cambiar el texto para darle mas coherencia a lo que escribimos y que el mensaje llegue como queremos. Te invito a brindar por esa tecla DELETE, como hubiera dicho Mario Aguirre en su picaresco monologo.