Dibujante Pol Leurs

El humor directo de Pol Leurs

Por Francisco Puñal Suárez



La ciudad de Gonderange, en Luxemburgo, tiene el privilegio de ser la cuna de Pol Leurs, y de ver, durante todos estos años, el desarrollo de su carrera como humorista gráfico.

Nacido en 1947, se graduó de ingeniero, pero desde niño le atrajo el dibujo. Entre 1975 y 1983 publicó sus viñetas en las revistas Revue, Forum y Ons Stad. A partir de 1980 ha participado en numerosos concursos internacionales y hoy en día, suma más 65 premios y menciones en su palmarés personal. Ha sido jurado en diversos festivales de humor gráfico y promueve el Salón Internacional de la Caricatura de Vianden, en su país, donde no es fácil sobrevivir con el trabajo de dibujante. Ha publicado cuatro libros con selecciones de sus mejores dibujos.

Pol es un gran observador de la vida cotidiana. Es un cronista de sucesos que su imaginación revierte con toques de exageración y sentido del humor. Sus dibujos reflejan situaciones muchas veces absurdas, que trastocan la realidad al lector y hacen brotar la risa con pequeños detalles sutiles, donde siempre está presente la sorpresa, ese elemento vital del humor. Su mensaje es universal y sus dibujos no tienen texto.

Su obra a veces tiene también su toque de crítica social, un ejemplo de ello, es el dibujo que le valió el premio especial del jurado en el Festival de Gallarate, en el 2012, en Italia, en el que muestra a la marioneta de Pinocho mirando de reojo una tijera, con el deseo de cortar los hilos que lo mueven.

En su estilo, perfectamente reconocible, hay que destacar la calidad estética de sus dibujos, en los cuales el humor salta a la vista.

En el 2013 tuvo la satisfacción de que el Centro Europeo de la Caricatura, de la pequeña ciudad belga de Kruishoutem, donde se promueve a autores internacionales de sólido prestigio artístico, le dedicara una exposición antológica.

En el catálogo de esa muestra se podía leer: “Su estilo es deliberadamente sencillo, no agresivo y casi siempre sin texto. Su arte es un juego entre la imagen y lo imaginario, y el espectador se ve atrapado sorprendido por el detalle que lo hace reír. Su humor es un guiño benévolo”.




  • Pol Leurs y Saskia Gheysens, en la inauguración de su expo en el Centro Europeo de la Caricatura, de Bélgica.

 


¿TIENE ALGO QUE DECIR? COMENTE

Nota: Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Satiraopinion. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.