Amorim y su amor al deporte

Por Francisco Puñal Suárez



El deporte es vida. La caricatura es una forma sintética y humorística del arte. La caricatura deportiva es en ocasiones, un pretexto para referirse a los sentimientos, la pasión y la vitalidad de los seres humanos. En otras, nos muestra situaciones absurdas, exageradas, insólitas y ridículas, donde se trastocan los valores y aflora el humor.

El dibujante brasileño, Carlos Alberto da Costa Amorim, siempre ha tenido en el deporte una valiosa fuente de inspiración. Nacido en Río de Janeiro en 1964, comenzó a publicar sus caricaturas, 20 años después, en el histórico semanario humorístico Pasquin. De 1990 a 1997 trabajó en el diario Jornal dos Sports. Actualmente produce y distribuye caricaturas, ilustraciones y cómics para diversos de periódicos de su país, además de revistas, sitios web y agencias de publicidad.

El absurdo, la poesía, la crí¬tica y la ironía están presentes en la obra de Amorim.

En el 2016, aprovechando la celebración de los XXXI Juegos Olímpicos en Brasil, Amorim editó el libro “O riso é recorde, cartuns olímpicos”, donde puso de manifiesto su imaginación y creatividad.

“Para mi, el único punto de contacto entre el humor y el deporte es la naturaleza humana, en sus más variadas manifestaciones: alegría, tristeza, frustración, desespero, firmeza, esfuerzo, voluntad, vanidad...”-expresa Amorim, quien lleva más de 30 años publicando sus caricaturas.

“No tengo una fórmula específica para mis dibujos. Asisto a las competencias, con los ojos y los oídos bien abiertos para todo tipo de información y luego vienen las asociaciones de ideas, mi capacidad de inventiva me hace relacionar actitudes sociales y temas de la vida real, con los diversos eventos deportivos, y es que el humor lo trastoca todo” – manifiesta.

“El error, el análisis, el apren¬dizaje y la superación, es el proceso que debíamos seguir en la vida. Creo que el destino de la humanidad es errar. Pero esa no es una visión sin es¬peranzas. La verdad reside en demostrar cuán pretenciosos y vanidosos somos. El humor nos ayuda en este objetivo. Finalmente, el día que alcance¬mos la perfección, dejaremos de ser humanos” –señala.

Amorim, una figura apreciada en el panorama artístico latinoamericano y un orgullo del humor carioca, ha expuesto y ha sido premiado en Salones Internacionales de Humor Gráfico celebrados en Japón, Brasil, Uruguay, Alemania, Estados Unidos, Italia, Francia, Bélgica y Cuba, entre otros. Su curriculum, amplio y diverso, lo ratifica como un artista multifacético, que también escribe textos humorísticos, ilustra libros infantiles y da clases de diseño.

 


¿TIENE ALGO QUE DECIR? COMENTE

Nota: Este es un espacio de participación de los usuarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los internautas y no reflejan la opinión de Satiraopinion. Nos reservamos el derecho de eliminar discrecionalmente aquellos que se consideren no pertinentes.